16 de noviembre de 2012

PARA MIS PEQUEÑOS GRANDES HOMBRES

No necesito ninguna excusa, pero en este caso voy a colgar en el blog una entrada dedicada a mis "cachorritos" Ayer fue un día duro para ellos, pues tenían que pasar por el quirófano para una intervención programada. Nada grave, pero sí lo suficientemente preocupante como para que sus padres estuviésemos "de los nervios" durante toda la noche anterior y ese mismo día hasta que salimos del hospital.
Resulta curioso cómo perdemos la perspectiva y la objetividad cuando se trata de operar a nuestros seres queridos, a pesar de encontrarnos día a día metidos en ese ambiente y con el quirófano como medio habitual de trabajo. Y no digamos si el que se va a operar es uno de tus hijos... Yo creo que ayer, por unas horas, ya no era anestesista, ni médico ni nada que se le pareciese. Era, simplemente, PADRE... Afortunadamente, su mamá tiene bastante más aplomo que el "cagón" de su padre y supo lidiar con la situación como solamente ella sabe hacerlo (gracias, cariño, eres una mami maravillosa...)
Lo más importante es que todo ha salido bien y, como dice la canción, al final siempre sale el sol... Ahí va un vídeo que sé que a ellos les encanta y otro que nos recuerda que la vida puede ser maravillosa. Ánimo, peques!! En unos días totalmente recuperados!!



7 comentarios al respecto...:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...