1 de noviembre de 2011

MI AMIGO


Tengo un amigo imaginario. No es que haya brotado de mi mente; he llegado a esa conclusión tras haber sido incapaz de contactar con él de todas las maneras que se me ocurren. Le he llamado por teléfono, he puesto anuncios en radio, prensa y televisión, le he enviado varios correos electrónicos con material suficiente para incentivar su respuesta, intenté mandarle mis mejores deseos por carta postal (hasta que, estúpido de mí, me di cuenta de que no conocía su dirección...) e incluso opté por acudir en persona a su encuentro, pero nada de esto sirvió de mucho. Finalmente, ante mi completo fracaso para atraer su atención he optado por escribir lo que me gustaría decirle, con el inocente anhelo de creer que lo leerá lo antes posible, incluso en el mismo instante en el que lo escribo: en mi mundo de fantasía y creatividad he desarrollado un sistema que le permitirá enterarse al momento de mis escritos.
No pretendo tuitear pequeños fragmentos de mi vida encerrados en una prisión de 140 caracteres de tamaño. Mi intención va mucho más allá: quiero que sea consciente de que es mi amigo, imaginario pero amigo al fin y al cabo. Y que no se olvide de que recuerdo los buenos momentos que hemos compartido. Bueno, para ser sincero no sería capaz de afirmar si éstos han sido reales o también se han fraguado en los laberintos de mi imaginación.
En cualquier caso, he de confesaros que mi amigo imaginario sigue sin ponerse en contacto conmigo. Tendré que cambiar de táctica y emplear argumentos más convincentes. Podría hacerlo si al menos dispusiera de cinco minutos de su presencia para explicarle lo mucho que lo echo de menos... 

4 comentarios al respecto...:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...