29 de septiembre de 2013

CON LA MAREA


A grandes zancadas sobre las olas, con los tobillos mordisqueados por la intensa frialdad del océano y dejándose envolver por ese olor tan reconocible de la brisa, mezcla de algas y salitre. De esa manera solía pasear por la playa, en soledad, sin importarle lo más mínimo el día ni la estación del año.

Encontraron su cuerpo al amanecer, un oscuro día de otoño. El mar la había devuelto a la costa, cerca del acantilado en el que el agua, encrespada y violenta, descargaba su furia contra las rocas. Incluso el murmullo de la espuma sobre la arena parecía insinuar cuánto la echaba de menos…

6 comentarios al respecto...:

LINO GARCIA GAMBINO dijo...

Al leer el relato, deduces que ella se ha suicidado...

¿Pero porqué...? ¿Que motivo o motivos la han llevado a ello?.

¿Un AMOR deseado hasta la locura y no correspondido?

¿Una relación AMOROSA que lo significaba todo para ella y que se ha terminado porque la han abandonado?

¿La muerte de un ser querido? (Un hijo, esposo, AMANTE...)

¿O será que la vida le ha dado tantos golpes que ha llegado ese momento en el que ya no podía aguantar más...?

Quien sabe...

Ahora no se puede hacer nada porque ella ya no está.

Pero si hubiese podido, le habría dicho que la del suicidio no es una opción, que a pesar del hastío y la desesperación, a pesar del AMOR no correspondido, a pesar de la muerte de ese ser querido, la vida que le había tocado vivir sigue ahí y que tiene que luchar por ella.

El tiempo lo cura "casi" todo y "en el horizonte" de su vida, quien sabe, incluso podría haber llegado a ser feliz de nuevo.

Mi canción para este relato es :"On the Horizon" de Montgomery Smith.


Por cierto: a mi también me gusta mucho pasear por la playa en cualquier estación del año. Cada una tiene su encanto.

Un fuerte abrazo. ;)

MIGUEL DÍAZ dijo...

Gracias por tu interpretación del relato, Lino. La verdad es que cuando lo imaginé iban por ahí los tiros, aunque después cada uno hace su interpretación: un accidente, un asesinato, el suicidio... Desde luego, esta última opción es muy radical, pero habría mucho que comentar al respecto de la venta que opta por esta manera de acabar con su vida.

Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices en el comentario. El problema es que, como bien señalas, es algo irreversible y ella ya no está.

Me alegra tenerte de vuelta por aquí. Un abrazo!

LINO GARCIA GAMBINO dijo...

Ya se que había apuntado en mi comentario anterior que ella posiblemente se había suicidado, pero lo cierto es que realmente no lo creo. Llegué a esa conclusión influenciado por la canción que había elegido para el relato.

Lo que creo en realidad (y tu también aportas esa opción) es que la han asesinado.

¿Y como he llegado a esa conclusión te preguntarás?.

Pues bien: volvamos a tu entrada del 23 de Noviembre de 2012 titulada "Amnesia" y al comentario que yo hice en cual decía que el protagonista había sido secuestrado por "una maléfica agente secreta"...

Si amigo mio, si, la protagonista de este relato no es otra que esa "maléfica agente". ¿Y porqué los se?.

Si leemos "Amnesia"y nos paramos en el momento que el se está despertando y se fija en detalles del entorno para averiguar donde se encuentra, una de las primeras cosas que ve es...: "un marco de fotos con la imagen de una mujer en primer plano, ante un bonito paisaje con el mar de acompañante".

¡¡Aja!! Ahí está la prueba de lo que digo. Ella colocó una foto suya hecha en su lugar favorito, la playa donde solía ir a pasear siempre que "su trabajo" se lo permitía.

¿Y porqué le gustaba tanto esa playa?.

Pues porque desde hace algún tiempo aquella arena y aquel mar ( ese que le mordisqueaba los tobillos) le ofrecían el único lugar de paz y tranquilidad.

Una paz y una tranquilidad que no era capaz de encontrar desde que se ofreció a desempeñar ese "su trabajo".

Ella en un principio pensaba que sería emocionante, intenso, interesante... Pero no fue nada de eso. Todo lo contrario...

Desde en primer momento tuvo que engañar, mentir, coaccionar, interrogar, secuestrar...

Lo sobrellevaba pensando que era por "el bien común", pero sólo hasta el momento en que lo conoció a "él". Nuestro protagonista en "Amnesia".

Lo que era una misión de gran importancia y crucial para la seguridad mundial, se convirtió en las mejores semanas de las que había disfrutado en mucho, mucho tiempo.

La convivencia con él haciéndose pasar por su esposa, los cuidados y atenciones que le dedicaba y que acabaron por convertirse en AMOR Y deseo, la reprocidad por parte de él a todas ellas, la llevaron a que se sintiera "humana" y normal de nuevo, algo que por "su estilo de vida" ya hacía tiempo que no experimentaba.

Esas semanas tan intensas la desconectaron de todo y de todos, incluidos "sus jefes" a los que no envió un solo informe, algo que por supuesto no les gusto nada.

Su "falta de profesionalidad" despertó cierto recelo en "la agencia" lo que hizo que enviasen a alguien a comprobar que estaba sucediendo.

Y por supuesto, cuando la vieron feliz, radiante e intimando más de lo que debiera...

Una mañana temprano, después de una maravillosa noche de AMOR, ella decidió ir a pasear a "su playa".

Por primera vez iba a pasear sobre su arena "pensando en positivo".

No te puedes ni imaginar, como disfrutó de ese paseo...

Cuando se disponía a subirse al coche y volver a los brazos de él, sintió que alguien la sujetaba por detrás y la conducía irremisiblemente al acantilado...

Mi canción para mi pequeña historia:

"Terrible Love" de Birdy"


www.youtube.com/watch?v=_r3jWxafCZ0



MIGUEL DÍAZ dijo...

Espectacular!!! Lino, me rindo ante tu capacidad imaginativa y esa gran manera de enlazar dos relatos, como son éste y el de "Amnesia" (http://piensaenalgoagradable.blogspot.com.es/2012/11/amnesia.html). La verdad es que el comentario por sí solo daría para hacer otra entrada en el blog!!

Una historia muy bien montada la que nos has contado aquí. Hace que vea el microrrelato de otra manera totalmente diferente, tengo que reconocerlo.

Gracias por este derroche imaginativo de tanta calidad. La protagonista ha viajado lejos y el texto se ha enriquecido mucho más de lo que yo inicialmente había pensado.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Antes de leer los siguientes comentarios de Lino (que seguro me encantarán) quiero soltar qué fue lo primero que pensé:

Se me vino la canción de Maná "Solaaaaaaa, sola en el olvidooooooooo, sola con su espírituuuuu, sola con su amor el marrrrrrrrrr...." esa canción se la hicieron a una mujer que esperaba todos los días a su amor que se marchó y juró volver. Curiosamente supieron de otro caso similar en otra zona costera de México. La canción me gustaba pero, al oir la historia, todavía me gustó más (recomendadísimo el vídeo) así que me imaginé que la protagonista era una ancianita que esperaba a su amor y un día su vida, simplemente, se acabó.

Y por la tarde me leo lo de Lino

Muacccccccccccccccc.

María

MIGUEL DÍAZ dijo...

Pues no había caído en la canción de Maná, pero reconozco que también le viene como anillo al dedo al relato. Resulta curioso cómo se nos pasa por alto, de entrada, el hecho de asumir que la protagonista del relato no pueda ser una adorable ancianita que, como tú dices, está esperando a que regrese el amor de su vida. Tendemos a asociar al personaje con alguien joven, cuando en realidad todos sabemos que el amor no tiene edad. Y más en esta sociedad en la que vivimos, en la que cada vez se invierte más la pirámide poblacional.

Gracias por tu comentario y por el enfoque tan original que le has dado a esta pequeña historia.

Un besazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...