14 de mayo de 2011

UN MAL SUEÑO


Esta noche he vuelto a soñar contigo. Al igual que un espejo muestra la realidad que se le presenta ante su estampa, el sueño ha sido un fiel reflejo de lo que ocurre en la vida que día a día soportamos: tú no me hacías ni caso.
He llegado a pensar que esto no es justo. Tiene gracia pretender lo inalcanzable para, una vez conseguido, pasar directamente a establecer otro objetivo más inalcanzable si cabe que el anterior, no sin cierto grado de complacencia ¿Por qué somos tan inconformistas? Tanto en la vida real como en la que transcurre en mis sueños (¿o debería decir mejor pesadillas?) nunca te has preocupado de mí ni de mis sentimientos lo más mínimo. Me pregunto si algún día lo harás, o pasaré a formar parte de esa lista de objetivos a conseguir, que más tarde o más temprano engrosará la sala de trofeos de tus conquistas.
Quizás hubo un tiempo en el que deseaba o toleraba ser esa presa indefensa y atormentada esperando a que el cazador dispare sobre su cuerpo. No; ahora ya no. Las balas no me hacen daño. Tampoco voy a decir que de pronto sea yo ese cazador, pero tampoco espero ser la conquista de nadie. Lo único que pido es que tengas en cuenta mi cariño, mi preocupación y mi esperanza en creer que alguna mañana despertaré de mi sueño y, tras verme en el espejo, adivine detrás tu silueta deseándome buenos días y comentando que esa noche has soñado conmigo.

4 comentarios al respecto...:

María Ra dijo...

"Tú no me hacias ni caso (...) nunca te has preocupado de mi ni de mis sentimientos lo más mínimo".... reconozco perfectamente esas sensaciones, las viví no hace mucho y, la verdad, lo mejor que se puede hacer en estos casos es dar las buenas noches y desaparecer para seguir tu propio camino, ¿para qué darse contra un muro?, ¿para qué seguir al lado de aguien que es obvio que no te quiere?. Al menos quiérete a ti mismo y no malgastes tus energías en alguien que no te va a valorar nunca... quizá porque no pertenecéis a la misma galaxia ni habléis el mismo idioma. Como dice Walter Riso, si no te quieren ¡¡¡Libérate del desamor!!, ¡¡vete con la cabeza muy alta!!

"Si es como dices qué haces aquí?
envenenando este mes de abril
con ese cuerpo de alambre que
no es ni sombra de lo que fue"

¡¡Cuánta razón en el texto, pero sobre todo en aquello de que muchas veces los sueños son el fiel reflejo de lo que ocurre en nuestras vidas.

MIGUEL DÍAZ dijo...

Exacto; "Si no te quieren como tú quieres que te quieran, ¿qué importa que te quieran?" Pero es dfícil quererse a uno mismo cuando te arrancan de cuajo la poca autoestima que te quedaba...
Molière: "Si esta es vuestra forma de amar, os ruego que me odiéis..."
Gracias por el comentario y bienvenida de nuevo!

LINO GARCIA GAMBINO dijo...

El protagonista de este relato se pregunta: "¿por qué somos tan inconformistas?"...

En más de una ocasión yo he apuntado esta misma cuestión (todos los seres humanos lo somos), pero creo que en este caso no se trata de inconformismo si no de un deseo de conseguir "despertar de su sueño"... Ese sueño que aún permanece incompleto.

Comparto totalmente todo lo que decís en vuestras entradas y tomo prestadas algunas de tus palabras Miguel: "Si no te quieren como tú quieres que te quieran..."

Mi canción para este relato: "Dark night of the soul" de Philip Wesley.

www.youtube.com/watch?v=JSymJl1czYs

MIGUEL DÍAZ dijo...

El inconformismo al que se refiere el protagonista del relato, aunque es verdad que afecta a cualquiera de nosotros, está centrado en "ella": ha conseguido su objetivo y pasa página apuntándolo en su lista de conquistas y victorias, olvidándose de todo lo ocurrido. Eso es lo que te hace replantearte el hecho de que a veces no te quieren como tú desearías. No es que quiera despertar de un sueño incompleto: ya ha despertado y ha sido una pesadilla...

Gracias por tu opinión y tu enriquecedora interpretación del relato.

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...