12 de enero de 2011

LOVING STRANGERS

La cinefilia de nuestro crítico cinematográfico oficial (y antes que nada íntimo amigo) vuelve a ponerse de relieve con esta entrada en la que nos regala el comentario personal sobre la última creación de Julio Medem. Gracias por aportar calidad a este blog, David.

Recientemente he visto una película que recomiendo con pasión. La misma pasión que, seguro, pusieron su director y actrices en la elaboración de esta “joyita” del cine español actual y que creo, todavía no se le ha hecho justicia (se estrenó en mayo del 2010) pero que sí se le hará dentro de un tiempo. Será, sin lugar a dudas, una película que estará entre las mejores de su director y, desde luego, la más personal (dice que es una “huida frustrada de sí mismo”). Su título es “Habitación en Roma”; su director Julio Medem (“Lucía y el sexo”, “Tierra”, “La pelota vasca”) y las actrices Elena Anaya y la rusa Natasha Yarovenko.  Si les digo que va sobre un encuentro casual de amor y sexo de una pareja de mujeres que exprimen hasta el final las horas que les quedan en Roma, podrán pensar que qué les puede aportar este tema tan tocado en el cine (“El último tango en París”, “9 semanas y media”, “El imperio de los sentidos” etc.). Podrán pensar que las películas en las que la pasión se desata de una manera tan intensa suelen terminar con la destrucción de alguno de sus personajes (para ejemplo cualquiera de las películas que cité anteriormente). Incluso, podrán esperar algún nuevo numerito erótico de Medem (como antecedente, el striptease de Paz Vega en “Lucia y…” ), que al igual que con la mantequilla en “El último tango en París” o la degustación que hace Kim Bassinger  de los productos de la nevera mientras tiene los ojos tapados, fueron en su momento más comentados que las películas en cuestión. Pues bien, nada más lejos de la realidad. La película traspasa completamente el hecho de que las actrices estén desnudas, besándose, tocándose, acariciándose. En realidad te olvidas completamente de este hecho. La interpretación llega a traspasar las barreras de lo genital, para transformarse en una hermosa metáfora de lo que es amor. A medida que se va desarrollando la película vas descubriendo pequeñas pinceladas de la vida de cada una de ellas, el motivo de sus soledades y de  sus miedos. Toda la película se desarrolla en una habitación en Roma y durante una noche muy intensa. Como comprenderán la dificultad de rodar en unas dimensiones tan pequeñas es importante, pero el director lo resuelve de manera magistral, consiguiendo planos muy difíciles de realizar (le sale redondo). La película tiene detalles magníficos como son las vueltas que dan las amantes en la bañera y la de colgar del mástil de la bandera de la terraza de la habitación la sábana en donde han pasado la noche. Finalmente, y como colofón final, la banda sonora es preciosa. Está a cargo de Jocelyn Pook (hizo la banda sonora de “Eyes Wide Shut” de Kubrick), aunque si por algo destaca es por la canción “Loving strangers” de Russian Red. En definitiva, véanla, disfruten y den muchas vueltas en la bañera.
David

2 comentarios al respecto...:

Humberto Dib dijo...

Buen dato, Miguel, voy a tratar de conseguirla, espero que esté por estos lares.
Te dejo un gran abrazo.
Humberto.

marcoarte dijo...

Pues ya apetece verla. Creo que algo he oído o visto sobre esa peli (Días de cine, o quizá algún comentario en Versión Española, o algún programa similar). Difícil será pillarla en cartelera, si es que ya la han estrenado, pues con tanto cine comercial.... nunca se sabe. Intentaré verla, desde luego. Genial la crítica, y sobre todo, gracias por esta entrada.
Saludosssss .....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...